domingo, 2 de agosto de 2015

Celebra la vida reflexionando.

“No crean en los que mienten, roban y matan, ni en los que prometen felicidad y se alejan de los que sufren, en cambio los que son solidarios en el sufrimiento, merecen serlo en la prosperidad”

Palabras de Monseñor Isaías un colombiano que con el paso de los días, al igual que los Grandes de la historia, fue descubriendo que a Dios se le ama en los pequeños, en los débiles, en aquellos que necesitan una voz de apoyo, un consejo…  Levantó su voz de protesta contra la violencia, contra el narcotráfico y la injusticia… Murió asesinado por esos a los que la conciencia les duele ante una vida y unas palabras que sin miedo denuncian todo aquello que atenta contra la vida.

Pensé en estas palabras luego de leer el Evangelio que propone una de las iglesias para este domingo.  Cuenta el evangelista Juan que la gente buscaba a Jesús, que querían estar junto a él.

Esas personas empezaron a sentir la esperanza que produce un Hombre libre, coherente y cargado de amor. En Jesús descubrieron a un Dios humano y humilde que comprende su dolor, que les enseña con paciencia, que no los juzga, que aquí y ahora los quiere con derechos básicos respetados, que les da de comer, que los anima a soñar y construir “otro mundo posible” y que los invita a  creer y darse a la causa del Reino.  En Jesús el pueblo descubrió una nueva fe viva que se compromete con la Historia, que transforma realidades, que construye el más allá desde el más acá. 

Algunos judíos vieron que Jesús era diferente a todo lo que los rodeaba. No era como los sacerdotes incoherentes, ni como los poderosos egoístas, ni como  los que creyendo en ideologías políticas o religiosas accedían a la violencia buscando la libertad.

En Jesús encontraron el amor sin límite del Dios Padre que junto a ellos lucharía por la vida, la paz, el perdón, la justicia y la reconciliación.


Jesús era consciente del hambre, la pobreza y el miedo de quienes lo seguían; por eso, con profundo cariño,  les pide no quedarse sólo en el alimento material y los invita a hacer un acto de confianza en Dios. Les ofrece la certeza de que Dios, sea cual fuere la situación, siempre estaría ahí con ellos y para ellos… 

EQUIPO ORIENTACIÓN

No hay comentarios:

Publicar un comentario